La asociación “Mayestros d’aragonés denuncia ante el Justicia de Aragón y el Defensor del Pueblo el incumplimiento del horario del área de aragonés en primaria

La Orden ECD/850/2016 de 29 de julio (la cual modifica la Orden de 16 de junio de 2014 del currículo de educación primaria) y el anexo III que la acompaña, regula el horario semanal mínimo en minutos por áreas de conocimiento y cursos en Educación Primaria. Según la misma, el área de lenguas propias de Aragón debe disponer de al menos 90 minutos a la semana.

Sin embargo, actualmente no se cumple dicha normativa en los centros autorizados para la enseñanza de lengua aragonesa en la comunidad . Los equipos directivos, claustros e
inspectores de cada centro obvian las indicaciones del anexo y reducen de forma  sistemática el tiempo destinado al área sin criterios didácticos ni científicos, perjudicándose seriamente que la enseñanza del idioma se pueda hacer de forma adecuada y con la calidad necesaria para poder mantener viva la lengua materna del alumnado que la cursa voluntariamente.

La asociación informó de la situación por escrito hace unos meses tanto a la Consejera de
Educación como a la Directora Provincial de Educación de Huesca, solicitando que se
corrigiera este hecho de cara al curso 2019-2020. Ante la ausencia de respuesta por parte de la administración nos hemos visto en la necesidad de poner el caso en conocimiento del Justicia de Aragón y del Defensor del Pueblo. Ambas instituciones han admitido a trámite nuestra queja, con la cual esperamos que se solucione esta situación irregular que perjudica sobremanera a la lengua aragonesa. No es la primera vez que hacemos notar que, según la Unesco, es una de las lenguas europeas minoritarias en mayor riesgo de desaparición

Valoración del inicio de curso para la enseñanza del aragonés en las escuelas

Siguiendo la dinámica del curso pasado emprendida por el Departamento de Educación e impulsada a través de la Dirección General de Política Lingüística, continúa aumentando la oferta educativa de aragonés en centros escolares públicos donde se solicita su enseñanza y también continúa aumentando el número de alumnado gracias al esfuerzo continuado de los docentes por ofrecer una educación de calidad.

Por fin se ha normalizado la elección de docentes de esta lengua en educación secundaria con la creación de una lista de interinos que cubran estos puestos, de forma que se eviten las suspicacias que por desgracia acompañan a estas plazas por la alegalidad en la que se encuentran (imposibilidad de ser cubiertas por funcionariado fijo a través de oposiciones).

En el lado negativo, el Departamento de Educación continúa impidiendo a nuestro colectivo la posibilidad de acceder a todas las plazas de profesorado interino en igualdad de condiciones que el resto de compañeros. Se lleva años reclamando tanto desde nuestra asociación como de algunos sindicatos, pero inexplicablemente continúan convocando las plazas de aragonés con antelación al resto de especialidades (catalán, primaria, infantil, música, inglés, educación física, francés…) impidiendo la libre elección de especialidad al inicio del curso que sí pueden realizar el resto de candidatos en función de sus necesidades profesionales y familiares. Esperamos que en el curso siguiente por fin se regularice la situación.

Nos han llegado noticias de situaciones irregulares en algunos centros, que aprovechan la plaza del especialista de aragonés minimizando las horas dedicadas al área (incumpliendo la ratio establecida de alumnado) y dedicándolas a realizar apoyos en otras áreas del currículo.

También se dan casos de colegios donde no se informa a las familias de forma correcta cuando se abre la matrícula, de cara a que conozcan la existencia de la oferta educativa en aragonés. Así es imposible planificar las necesidades horarias y al final nos encontramos con plazas que no pueden atender a toda la demanda de los centros por no disponer de una jornada adecuada que llegue a todos los cursos.

Continúan por parte de algunos miembros de las comunidades escolares los reparos con respecto a que se oferte aragonés. Es una situación incomprensible cuando se puede cursar de forma voluntaria y hay disponibles alternativas al área. No entendemos qué beneficio les supone el tratar de impedir el derecho de asistir a clases de aragonés a aquellas familias que desean que forme parte de la educación de sus hijos.

El lento proceso de normalización del área dentro del currículo y sistema educativo aragonés también hace que su encaje dentro de los horarios sea dificultoso, dificultándose que sea un área más evaluable. Todavía son bastantes los centros que dejan al aragonés fuera del horario escolar, con lo que, por ejemplo, se impide la posibilidad de acceder a esta enseñanza a alumnado transportado.

Asociación en defensa de la enseñanza del aragonés en educación infantil y primaria